14/6/10

Escritos corsarios

Ningún centralismo fascista ha logrado lo que el centralismo de la civilización de consumo. El fascismo proponía un modelo, reaccionario y monumental, que luego se quedaba en letra muerta. Las culturas particulares (campesinas, subproletarias, obreras) seguían obedeciendo, imperturbables, a sus modelos antiguos. La represión se limitaba a obtener su adhesión de palabra. Hoy, por el contrario, la adhesión a los modelos propuestos por el Centro es total e incondicional. Se reniega de los modelos culturales reales. La abjuración es un hecho. Se puede decir, por lo tanto, que la “tolerancia” de la ideología hedonista implantada por el nuevo poder es la peor de las represiones de la historia humana.

(Pier Paolo Pasolini, Escritos corsarios, Ediciones del Oriente y del Mediterrráneo 2009, 293 páginas)

1 comentario:

Hosting y Dominios dijo...

Que buen post, una manera de ver la situación de manera propia y clara, por que es que en muchas ocasiones perdemos memoria para ver los males que han cobijado nuestra sociedad.