20/8/10

El valor de elegir

"En la mayoría de los casos, cuando los filósofos se empeñan en buscar la "esencia" de un "concepto" lo que realmente hacen es intentar una definición compleja y completa de cierta palabra. Platón fue ante todo el padre de la semántica, o al menos de una suerte de semántica trascendental. La dificultad estriba en que la "esencia" de cada palabra está también formada por palabras y que rara vez las palabras que precisan lo esencial de un término relevante son más fáciles de definir que éste. De modo que se imponen nuevas búsquedas no menos esenciales ni menos sujetas a la elucidación semántica. De tales engarces crecientemente complejos entre definiciones de términos y definiciones de los términos que sirven para definir han surgido los sistemas filosóficos, construcciones mentales a menudo risibles pero a veces intelectualmente apasionantes (y de vez en cuando ambas cosas juntamente), cuyo mejor exponente moderno es la Gran Lógica de Hegel, el discurso de un Dios que antes de crear el mundo pensó que lo más urgente era saber de qué estaba hablando y no qué estaba haciendo."

(Fernando Savater, El valor de elegir, Ariel 2003, 193 páginas)

Otro libro de Savater en la línea de Etica para Amador. Lo mismo de siempre tan bien dicho como de costumbre.

2 comentarios:

Anti-pensador dijo...

Interesante cita de Fernando Savater, como todo lo que escribe. De todos modos, a la tirria de Savater por los sistemas filosóficos habría que contestarle quizás con una cita de Ortega: "un pensamiento que no es sistemático es una indecencia".

Claro que Ortega tampoco desarrolló un sistema, pero tuvo la voluntad de pensar sistemáticamente.

Un saludo.

croix dijo...

No sé dónde confesaba Savater su incapacidad o falta de predisposición para hacer un Gran Sistema. Es un virtuoso de la brevedad: he leído pocos artículos de prensa como algunos de Savater.

Saludos.