6/11/14

Paro

   El paro no es más que la consecuencia lógica del desarrollo tecnológico; se percibe como una crisis por enfocarlo con una óptica cuyos valores pertenecen al siglo diecinueve; visto en su perspectiva real, desde el siglo XX, aparece como la liberación del hombre por la máquina. Este cambio de enfoque sobre el mismo fenómeno real requiere un cambio de mentalidad, un nuevo punto de vista ético y filosófico que altere los valores que sostienen las relaciones de producción y la actitud de la sociedad actual respecto al trabajo.

(Luis Racionero, Del paro al ocio, 1983)


3 comentarios:

Manuel Marcos dijo...

Russell decía, y ya ha llovido, que hay que racionalizar el consumo y la producción. Y no trabajar tantas horas, a lo sumo tres o cuatro.

Salud

SBP dijo...

El drama del paro es no cobrar. Bueno, y también la vida social que te pierdes al no ir a trabajar.

croix dijo...

Puede que la solución sea repartir el trabajo para mantener la vida social

Saludos!