10/10/11

Josep Pla

Josep Pla (1897- 1981) pasa por ser la pluma más insigne de la literatura catalana del siglo XX (con permiso de Josep Maria de Sagarrra). Autor de una ingente obra periodística y narrativa, escribió tanto en castellano como en catalán. Adicto al régimen desde primera hora, entró en Barcelona con las tropas nacionales en enero de 1939 y recibió la subdirección del diario La Vanguardia; la dirección le fue encomendada a Manuel Aznar (adivinen de quién era abuelo). Fue una patata caliente para el catalanismo republicano del tardofranquismo y la transición, que tenía que enfrentarse con la monumentalidad de su obra. Soltero empedernido, murió sin hijos ni viuda pero dejando en cambio miles de páginas entre novelas, ensayos, libros de viajes, reportajes, biografías, dietarios y memorias.

"Yo no creo que el escritor traiga ningún mensaje personal, exclusivo. Esta es la última forma del romanticismo literario -la más pretenciosa y pueril que el romanticismo literario ha producido. Lo que yo creo, por el contrario, es que el escritor tiene una responsabilidad total ante la época que le ha tocado vivir. La primera responsabilidad de un escritor es observar, relatar, manifestar la época que le ha tocado vivir. Eso es infinitamente más importante que las inútiles y estériles tentativas de llegar a una originalidad salvaje y primigenia."



No hay comentarios: