4/11/10

Mecanismos internos

En un relato de Nadine Gordimer que data de la década de 1980, una pareja británica de clase trabajadora le alquila una habitación a un joven tranquilo y estudioso de Oriente Próximo. Él mantiene relaciones íntimas con la hija de la pareja, la embaraza y le propone matrimonio. Los padres dan su consentimiento, con reservas. Sin embargo, el inquilino les anuncia que, antes de poder casarse con la muchacha, ella debe viajar sola al país de él para conocer a su familia. Cuando se despide de ella en el aeropuerto, le mete explosivos en la maleta. El avión estalla: mueren todos los pasajeros, incluyendo a su engañada novia y al hijo que lleva en el vientre.

Hay, sin duda, momentos en los que don Quijote pareciera sostener que dedicarnos a una vida de servicio puede convertirnos en mejores personas, más allá de que ese servicio sea una ilusión. “De mí sé decir que después que soy caballero andante -afirma-, soy valiente, comedido, liberal, bien criado, generoso, cortés, atrevido, blando, paciente y sufridor de trabajos.” Si bien se puede dudar de que fuera tan valiente, comedido, etcétera, como sostiene, no se puede ignorar la observación, totalmente sofisticada, que hace sobre el poder que puede tener un sueño para anclar nuestra vida moral, ni negar que desde el día en que Alonso Quijano asumió su identidad caballeresca el mundo ha sido un lugar mejor o, si no mejor, al menos más interesante, más animado.

(J.M. Coetzee, Mecanismos internos, Mondadori 2009, 322 páginas)

Colección de ensayos literarios sobre 19 prosistas y 2 poetas del siglo XX. Lúcido e inquietante, como siempre Coetzee.

2 comentarios:

Icíar dijo...

Coetzee es uno de mis favoritos.
Me intriga la selección de tus textos, aunque en este caso del primero y de una forma especial. Cuenta una verdad y a la vez una mentira, pues parece que se olvida de todas las demás historias. Pero parece que la primera prevalece sobre las demás.
Aún así, me encanta Coetzee y el enfoque de tu blog: eso de selecionar un texto de algún buen libro, me parece una carta de presentación fascinante.
Ya así, me apunto este libro, que intuyo que me va a encantar.
Un abrazo bien grande.

croix dijo...

Me alegro de que te resulte útil mi blog, que te sugiera próximas lecturas. Gracias por tu visita, eres siempre bienvenida.

Saludos.